Evidencia científica de la Acupuntura y MTC

La medicina tradicional china (MTC) es un conjunto de técnicas terapéuticas, entre las que se incluye la acupuntura, que tiene sus raíces en teorías médicas y filosóficas de hace más de 2.000 años. Con el paso de los años, la MTC ha ido adquiriendo una gran relevancia en los países occidentales, implantándose en las estructuras sociales, médicas y científicas.

La MTC tiene una visión única de la salud y la enfermedad, con un enfoque en el individuo y no en su patología. Además, cuenta con diversos métodos de diagnóstico propios para interpretar los síntomas de cada paciente, lo que se traduce en que, en MTC, dos personas con la misma patología pueden recibir un diagnóstico y tratamiento distintos, adaptándose a sus características individuales.

Así pues, en MTC no existen enfermedades sino enfermos.

Aunque las teorías tradicionales juegan un papel importante en la práctica de la MTC, en las últimas décadas se ha ido desarrollando una visión científica de esta medicina y las técnicas que la componen. Esto se ha traducido en un aumento exponencial de las publicaciones científicas sobre su eficacia, efectividad, costo-efectividad y seguridad.

Existe evidencia a partir de revisiones sistemáticas y estudios con control aleatorizado de alta calidad de que diversas técnicas de la MTC son efectivas en el tratamiento de múltiples condiciones, asi no solamente encontramos acupuntura, sola o combinada con técnicas afines como la Moxibustión o la Electropuntura, sino también de Fitoterapia, Tuina, Auriculoterapia, entre otras.

La acupuntura es una de las principales técnicas terapéuticas de la MTC y consiste en la estimulación de zonas concretas de la superficie corporal (puntos de acupuntura), mediante diferentes estímulos como la inserción de agujas, presión, calor o corriente eléctrica, entre otros, para restaurar la salud.

En la actualidad hay más de 24.106 referencias indexadas con el descriptor “acupuncture therapy” en la base de datos MEDLINE, incluyendo más de 802 revisiones sistemáticas y 4.316 estudios con control aleatorizado. 

En estos estudios podemos encontrar, evidencia científica en el uso de acupuntura para una dolencia en específico, la efectividad de la técnica aplicada ya sea a través de un número determinado de puntos de acupuntura respecto de otros, y también podemos encontrar los principales mecanismos fisiológicos de la acupuntura. Para ello, se explican tanto las vías neurológicas encargadas de transmitir los estímulos de la acupuntura como los efectos que estos producen en los sistemas nervioso central, autónomo y endocrino.

EVIDENCIA DE LA EFECTIVIDAD Y EFICACIA DE LA ACUPUNTURA

El documento más reciente que ha analizado de manera global el nivel de evidencia de las diferentes indicaciones de la acupuntura es el “The Acupuncture Evidence Project”, una revisión comparativa de la literatura de 2016, en el que se clasifican las diferentes indicaciones de la acupuntura en función de su nivel de evidencia. Según el documento, existen 8 condiciones con evidencia de efecto positivo y 38 con evidencia de potencial efecto positivo. Dentro de las indicaciones con mayor evidencia se incluyen diversas condiciones relacionadas con el dolor (dolor lumbar crónico, cefalea tensional y crónica, artrosis de rodilla, profilaxis de la migraña y dolor postoperatorio) además de la rinitis alérgica y las náuseas y vómitos post operatorios. Este trabajo ofrece una actualización del documento publicado por el departamento de asuntos de veteranos de EE. UU. en 2014 donde ya se concluía un efecto positivo de la acupuntura en cefaleas, dolor crónico y migrañas .

Dolor crónico

Sobre la eficacia de la acupuntura para tratar el dolor crónico, la última actualización del metaanálisis de Vickers et al. publicado en la revista “The Journal of Pain” de la Sociedad Americana del Dolor, concluye que la acupuntura es efectiva en el tratamiento del dolor crónico musculoesquelético, en cefaleas y en el dolor por artrosis, con un efecto que persiste en el tiempo y que no puede ser explicado por el efecto placebo. Además, según un análisis de la base de datos del mismo estudio, también publicado en la revista PAIN en 2017, los efectos de la acupuntura en casos de dolor crónico no disminuyen de manera importante durante los 12 meses posteriores al tratamiento.

También referente al dolor crónico, según la RS de la “Agency of Healthcare Research and Quality” de EE. UU. sobre las distintas estrategias no farmacológicas, la acupuntura es un tratamiento útil en casos de dolor lumbar crónico, el dolor de cuello y la fibromialgia.

Finalmente, la acupuntura también se ha considerado eficaz en el manejo del dolor crónico en adultos mayores que viven en la comunidad, considerandose además una intervención con efectos sostenibles en el tiempo según una revisión publicada en la revista “BMC Public Health”.

Rinitis Alérgica

EL tratamiento con acupuntura es una opción segura y eficaz en el manejo clínico de la rinitis alérgica estacional para el alivio de los síntomas de los pacientes y la mejora de la calidad de vida, según un ECA publicado en la revista Annals of Allergy, Asthma & Immunology y con una muestra de 175 participantes. Además, un análisis secundario del mismo estudio reveló que la acupuntura podría reducir significativamente el número de días de uso de antihistamínicos, mejorando la sintomatología y la calidad de vida de los pacientes con rinitis. Estos resultados coinciden con un ECA previo, con una muestra de 422 participantes con rinitis alérgica estacional publicado en la revista Annals of Internal Medicine, en el que la acupuntura condujo a mejoras estadísticamente significativas en la calidad de vida específica de la enfermedad y el uso de antihistamínicos después de 8 semanas de tratamiento en comparación con la acupuntura simulada y con medicación de rescate sola.

Depresión

En el tratamiento de la depresión, dos RS recientes apuntan a que combinar la acupuntura con el tratamiento farmacológico convencional puede resultar en efectos terapéuticos mayores que utilizando solo el tratamiento convencional.

Según un ECA realizado en el Reino Unido con una muestra de 755 participantes, la acupuntura puede mejorar la depresión de manera significativa a los 3 meses post intervención comparado con la atención habitual. También podría ser más eficaz que el estitalopram en mujeres peri-menopáusicas con depresión según un ECA multicéntrico con 221 participantes publicado en 2018.

También se ha apuntado que tanto la acupuntura como la electropuntura añadidos a los inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina podrían mejorar su efectividad, acelerar su respuesta y reducir los afectos adversos en casos de depresión primaria moderada-grave según otro ECA pubicado en el Journal of Psychiatric Research.

Además, existen RS que concluyen a que la acupuntura también podría tener efectos beneficiosos en la depresión ligada o otras situaciones clínicas como el postparto y el accidente vascular cerebral.

Quieres saber más?

Si eres acupuntor o estudiante, participa de nuestros seminarios y cursos que te ayudar a tener un conocimiento más profundo en distintas materias o estar al día respecto de estudios o temas de interés.

También puedes encontrar más información en las siguientes páginas:

Nuevas estrategias para terapias integrativas: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/92455/9789241506090_eng.pdf;jsessionid=9B3124AAE5452F5C2E5D8E8183A64719?sequence=1

Buscadores:

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/?term=acupuncture

https://onlinelibrary.wiley.com/action/doSearch?AllField=acupuncture&SeriesKey=10970258

https://www.jcm.co.uk

https://www.journals.elsevier.com/journal-of-traditional-chinese-medical-sciences/

Ir arriba